El pasado viernes 23 de septiembre nos enteramos de que Google ha actualizado uno de sus algoritmos más destacados: Google Penguin a la versión 4.0. Una de las principales novedades que nos encontramos es que ahora tiene la habilidad de poder funcionar en tiempo real.

Y como siempre suele ocurrir, esto impactará de diferentes maneras palabra de ofrecer los resultados en el buscador, así como a las páginas que ahora mismo rankean en buenas posiciones.

Pudimos saber por primera vez sobre este protocolo en abril del año 2012. Nació con el objetivo de poder identificar aquellos proyectos webs que habían crecido a base de enlaces que no eran naturales. De esta forma, estas páginas no tardarían en recibir una drástica penalización que los eliminaba por completo de los resultados.

Esto, por supuesto, afectó a toda una gran cantidad de páginas y cambió las reglas de forma definitiva. Además, desde ese momento la lista de sitios penalizados o que pueden recibir una penalización se va actualizando de manera continua.

Sin embargo, con Google Penguin 4.0, la cosa todavía está más complicada:

¿Que hay de nuevo, Google Penguin?

Su primera característica es que ha sido programado para poder actualizarse en tiempo real, por lo que, si nuestra página es afectada por una penalización, ésta no tardará demasiado en reflejarse.

Esta nueva versión del algoritmo ha sido lanzado para todos los países y todos los idiomas a la vez, por lo que nadie es capaz de esconderse de su poderosa sombra. En otras palabras, que ahora todos jugamos con las mismas reglas y que nadie tiene ventaja sobre otros.

Si ahora cometemos alguna acción que esté prohibida, Google no tardará en darse cuenta de ello, revisará nuestra página al detalle y no tardará en arrojarnos a las últimas posiciones del buscador, o bien hacernos desaparecer.

Sin embargo, esto no tiene que ser completamente malo: de hecho, en el caso de que estemos intentando salir de una penalización, no habrá que esperar meses hasta que Google vuelva a revisar nuestra web.

Probablemente en unos pocos días podremos salir de la misma y empezar a rankear como lo hacíamos anteriormente. Si tenemos un sitio penalizado, pero nos esforzamos al máximo y hacemos un buen trabajo para poder mejorarlo, seguramente lo resultados positivos no tardarán en llegar. Se acabó el hecho de dejar páginas aparcadas por qué no conseguimos lo resultados al estar penalizadas.

Google ha declarado que ahora Google Penguin forma parte de su algoritmo principal y que no es un filtro separado como era anteriormente. Es por ello por lo que no sólo es capaz de ejecutarse en tiempo real, sino que también se ha vuelto mucho más específico, más minucioso: ahora tiene la capacidad de poder encontrar enlaces tóxicos con mayor precisión.

Lo que antes podía ser complicado de rastrear, ahora lo puede encontrar en un abrir y cerrar de ojos, por lo que conviene ir con mucho cuidado.

¿Es posible beneficiarse del algoritmo Google Penguin 4.0?

Esta es la pregunta del millón: todavía no se implantado definitivamente este algoritmo y ya estamos pensando en la forma de aprovecharlo en nuestro favor.

Uno de los principales problemas que entrañaba este algoritmo en sus versiones iniciales es que nunca podríamos saber con certeza si nuestro sitio había sido penalizado, o bien si la pérdida de visitas era el fruto de una mala estrategia o de que una palabra clave hubiera dejado de ser relevante.

Ahora, como podemos ver los resultados en tiempo real, podremos tener más claro si estamos experimentando algún tipo de penalización.

Entre algunas de las principales ventajas de este algoritmo, destacamos:

  • Control continuo sobre las posiciones en el buscador: Además, podremos configurar alertas de correo para determinar si existe algún cambio en los ranking.
  • Ayudar a mantener la “salud” de nuestro sitio web: Esta es otra de las ventajas ya que, en el caso de que podamos dar algún que otro “tropezón”, podremos actuar rápidamente para evitar esto nos perjudique más de lo normal.
  • Podemos realizar un análisis mucho más profundo de nuestra página: Otra de sus ventajas es que podremos realizar una auditoría completa de nuestros sitios webs, así como de cara a su dominio a sabiendas de que los últimos cambios no tardarán mucho en pasarnos factura, tanto para bien, como para mal.
  • Funciones de búsqueda de Google personalizadas: También podemos configurar las propiedades de la búsqueda de Google de una manera personalizada, así como desautorizar enlaces tóxicos para obtener los resultados de una manera mucho más rápida que hasta ahora.

Y esto, que puede ser una mala noticia para la gran mayoría de los usuarios, supone un equilibrio en la balanza para SEOS experimentados en este mundo.

Si sabemos jugar nuestras cartas probablemente sabremos sacarle el máximo partido a Google Penguin 4.0.